Hotel Calzavecchio a Bologna
20 Nov 2019
Al
21 Nov 2019
Mejor tarifa garantizada

Historia del Hotel Boutique Calzavecchio

Para ahondar en la historia del Hotel Boutique Calzavecchio, es necesario viajar en el tiempo hasta el momento en que, donde se encuentra ahora el hotel, se abrió la primera posada en Casalecchio di Reno llamada Ā«Osteria dei CalzaĀ», en honor al apellido de la familia que cultivaba la finca.
Inicialmente, hace unos 400 años, el actual restaurante Calzavecchio era una posada con establos que ofrecía avituallamiento a quienes bajaban de las montañas en dirección a Bolonia y viceversa.
Tras siglos sin cambios, la posada pasó a llamarse Calza Vecchio porque la familia de los marqueses Sampieri, propietarios del terreno, en vista de su buen resultado, mandaron construir una nueva posada llamada Calza Nuovo.

De ahí el nombre del restaurante Calzavecchio.

La posada mantuvo a lo largo del tiempo una gran reputación por la calidad de su cocina y su bodega. Eran famosos sus Tagliatelle al pasticcio, que congregaban a numerosos boloñeses cada domingo tras descender el Ā«BrigualĀ» (sendero histórico que conecta Casalecchio con el santuario de la Madonna di San Luca), pero además se convirtió en destino de la Bolonia Universitaria, la Ā«Mater StudiorumĀ», gracias a la cual centenares de estudiantes procedentes de toda Europa se alojaban en la ciudad de Bolonia.Un episodio en particular contribuyó a la Ā«famaĀ» del restaurante Calzavecchio: el 12 de junio de 1888, con motivo del 8.Āŗ centenario de la Universidad, recibió a más de 800 estudiantes en representación de las universidades europeas más antiguas.

Tras la última guerra, el Calzavecchio se reconstruyó y preservó intacto hasta la última renovación importante, por deseo de la familia Trombetti, la cual ā€”a pesar de elegir decoraciones y telas cálidas, pero modernasā€” supo mantener el alma antigua y la historia de este importante inmueble, así como su hospitalidad tradicional.